martes, 14 de julio de 2015

 PATRICK  SÜSKIND


(Alemania, 1949), hijo del escritor expresionista W. E. Süskind, estudió Historia medieval y moderna. Su primera novela, El perfume (1985), le valió inmediata notoriedad mundial. Sus obras giran en torno al aislamiento del individuo en la sociedad, y durante los años 80 colaboró en guiones televisivos. Su primera obra fue un monólogo teatral, El contrabajo (1984), aunque el éxito le llegó con El Perfume (1985), que lo desveló como un gran narrador, novela traducida a más de veinte idiomas.Sus siguientes novelas La Paloma (1988) y La historia del señor Sommer (1991), narración ilustrada con dibujos de Sempé, no tuvieron el éxito de El Perfume. Actualmente vive una vida aislada al lado del lago Starnberger, en su ciudad natal .




La historia de un éxito incomparable empieza con una carta, escrita en mayo de 1984, en la que Patrick Süskind, agradecía a su editor, el envío de los ejemplares de El contrabajo, su primer libro, y añadía: La semana pasada terminé una obra que me gustaría enviarle. Se titula Perfume, es la historia de un perfumista, está s ituada en la Francia de mediados del siglo XVIII y tiene 280 páginas.





La paloma es la historia de un incidente en París. Una parábola de cotidianidad insólita que se agranda hasta adquirir la dimensión de una pesadilla. Un personaje singular descubre cierto día la presencia inesperada de una paloma ante la habitación en la que reside. Este percance, imprevisto y minúsculo, cobra proporcionesaterradoras en la mente del protagonista, y convierte en una pesadilla pavorosa y grotesca a un tiempo la jornada de su vida, de la que el lector será testigo. Maestro de la alusión y de lo obsesivo, Süskind revela una vez más su don de edificar, sobre la paradoja o la rareza aparentes, una reveladora metáfora moral del trasfondo de la existencia humana.


No hay comentarios:

Publicar un comentario